Sobre las marcas de agua

 

Acerca las marcas de agua o watermarks existe toda una teoría bastante compleja sobre su uso, forma, técnicas de aplicación, etc. Para los que no estamos interesados en temas tan avanzados, nos basta saber que tienen como principal objetivo, en palabras sencillas, dejar muy claro quién posee los derechos sobre una foto o un video, y eso se traduce también en poner en evidencia un posible robo o uso no autorizado de los mismos. Esto último es muy importante ya que a nadie le gusta que el crédito por su trabajo se lo lleve otra persona. A continuación les dejamos entonces algunos consejos sobre la creación y utilización de las marcas de agua.

 

Lo primero que habría que decir es que no hay una estilo único: una marca de agua puede ser tanto de texto como de imagen. Puede ser el nombre del fotógrafo, o del grupo, o un logo, una fotografía, un sello... Las posibilidades son infinitas. Para esta guía vamos a suponer que ésta será la marca de agua que aplicaremos:

 

Logo Colombia AeroSpotters

 

Vamos a ver ahora cuáles son las condiciones que todo watermark debería cumplir:

1. Difícil de cortar o remover, por razones obvias. Buscar que si se remueve la marca de agua mediante recorte, clonación, etc., se pierda el objeto de la foto o la calidad se degrade bastante.
2. No debe robarle protagonismo al objeto, ni mucho menos ocultarlo. Para lograr esto se puede combinar la visibilidad de la marca con su ubicación y tamaño, teniendo en cuenta la condición no. 1.
3. No debe ser ambigua: debe dejar muy en claro quién es el autor de la foto. Si no, ¿cuál sería el punto de ponerla?

Ahora, algunos ejemplos:

 

Este es un caso claro de una marca de agua absurdamente invasiva. Le roba totalmente el protagonismo al objeto de la foto, al punto de casi ocultarlo.

Aunque en este caso la marca no oculta al objeto de la foto, su tamaño y robustez siguen robando protagonismo. Además de eso, es una marca fácil de remover mediante un simple recorte.

Disminuyendo la visibilidad de la marca se disminuye también el protagonismo que le roba al objeto de la foto. Sin embargo por su gran tamaño sigue siendo una opción poco recomendable.

En este caso el problema del tamaño ha sido corregido y la marca quedó ubicada en un lugar tal que sea difícil de remover. Sin embargo su robustez y colorido siguen robando protagonismo.

El problema descrito anteriormente se soluciona disminuyendo la visibilidad de la marca. Así quedamos con un watermark ubicado en un lugar que la hace difícil de remover, que no roba protagonismo y que deja muy claro que la foto pertenece a Colombia AeroSpotters.

Crear una marca de agua es un proceso que requiere creatividad. Buscar algo simple y a la vez distintivo, que cumpla con esas tres condiciones tan importantes. Veamos  la marca que utilizamos en Colombia AeroSpotters:

 

Guía sobre marcas de agua Colombia AeroSpotters

 

1. El logo de Colombia AeroSpotters. Distintivo.

2. El nombre del grupo. En caso de que el logo no lo haya dejado claro, que la foto pertenece a Colombia AeroSpotters.

3. Muy importante: quién es el autor de la foto.

 

Como pueden ver, combinamos tamaños, ubicaciones y visibilidad, buscando que el avión siga siendo el protagonista pero que a la vez quede muy claro quién es el propietario de la fotografía, y que la marca sea difícil de remover. Alguien podría, por ejemplo, recortar el logo y el autor, pero en medio seguiría estando el enorme "Colombia AeroSpotters" por lo cual ese recorte sería inútil.

 

Supongamos ahora que lo que necesitamos es un "watermark de afán", rápido de hacer. Les dejamos acá una pequeña guía para hacerlo en Adobe Photoshop, aunque hay infinidad de programas que permiten poner una marca de agua. La ventaja del Photoshop es que permite guardar el archivo y luego es simplemente pegarlo sobre la foto a la que se le quiera aplicar la marca.

 

1. Archivo → Nuevo (o también CTRL + N).

En el cuadro que aparece ingresar las medidas que deseen para la marca.

2. Aplicar un fondo negro (para efectos de visibilidad, más adelante verán por qué).

Clic en Configurar color frontal y elegir el color negro.

Luego seleccionar la herramienta Bote de pintura (en el teclado, con la letra G) y aplicarlo.

3. Seleccionar la herramienta Texto (en el teclado, la letra T).

Hacer un recuadro del tamaño deseado, dentro del cual se escribe lo que sea que vaya a llevar la marca. En la parte superior se puede elegir el tipo de letra, el tamaño y el color. Para este ejemplo elegimos el color blanco, y el fondo negro precisamente para que pudiéramos ver el texto al trabajar. Una vez terminado, hacer clic en Aprobar modificaciones actuales.

4. En el panel de Capas, clic derecho en la capa Fondo y luego en Eliminar.

Ya quedó lista la marca.

Ahora se puede guardar como archivo .PSD.

5. Para aplicar la marca sobre una foto primero que todo (obviamente) hay que abrir la foto y luego en Archivo → Colocar.

Buscar el archivo con la marca y hacer clic en Colocar.

Una vez colocada la marca se le puede cambiar el tamaño y posición sin ningún problema. Cuando esto esté listo, hacer clic en Aprobar transformación.

6. En el panel de Capas, clic derecho en la capa correspondiente a la marca de agua y luego en Opciones de fusión.

En este cuadro hay muchas opciones para cambiar la apariencia de la capa, siendo la más importante para este caso la opción de cambiar la opacidad (es decir, la transparencia), cuyo valor ya depende de cada uno teniendo en cuenta las condiciones que mencionamos antes. Para este ejemplo la dejamos en un 13%, además añadimos Bisel y relieve y Trazo. En este punto ya es cuestión de explorar las opciones y aprender qué hace cada una, realmente no es difícil. Al finalizar, clic en OK.

7. En el menú principal, clic en Capas y luego en Combinar visibles (con el teclado, CTRL + SHIFT + E).

Ya quedó la foto con la marca, lista para ser guardada.

Y eso es todo. Para ver nuestra guía de edición de fotos en Adobe Photoshop, pueden hacer clic aquí