Ejército despliega sus aeronaves y tendrá reserva estratégica para garantizar la seguridad durante las elecciones.

Revista Al Aire

Además de las aeronaves de ala fija y rotatoria, la División de Aviación Asalto Aéreo del Ejército Nacional dispondrá sus aeronaves no tripuladas tipo RAVEN, los equipos de búsqueda y rescate C-SAR, así como tendrá una reserva estratégica de hombres de sus unidades especiales en todo el país.

Durante la jornada electoral del próximo 13 de marzo, la División de Aviación Asalto Aéreo con sus ocho Batallones de Movilidad y Maniobra de Aviación (BMMA) y uno de Operaciones Especiales de Aviación (BAOEA), desplegará el total de sus aeronaves en todo el país en donde con sus tripulaciones altamente entrenadas, realizarán apoyo aéreo y movimiento de los soldados que en todo el territorio nacional garantizarán en tierra la seguridad para el ejercicio democrático.

Los Batallones de Movilidad y Maniobra de Aviación con puestos de mando en cada una de las Divisiones territoriales, cubrirán con sus helicópteros y aviones todos los departamentos del país desde La Guajira hasta el Amazonas, y desde el Chocó hasta el Vichada.

Helicópteros Black Hawk UH-60 y S70i, MI-17, UH-1N, Huey-II y aeronaves de ala fija, son las que han venido realizando un trabajo de movilización de tropas, las aeronaves no tripuladas apoyarán con labores de vigilancia e inteligencia estratégica, y, en algunos sectores del país, de acuerdo a requerimientos de la Registraduría Nacional, se movilizarán puestos de votación y votos desde y hacia los destinos más remotos.

Por su parte, el Batallón de Operaciones Especiales de Aviación - BAOEA, unidad élite que desarrolla operaciones de aviación de alta complejidad, cuenta con personal y equipo especial, altamente entrenado y listo para realizar misiones de importancia estratégica.

El componente de asalto aéreo de la División de Aviación Asalto Aéreo, conformado por el Comando Contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales (CONAT), tendrá más de siete mil hombres también desplegados en las regiones más álgidas del país, para ser parte de la reserva estratégica del Ejército Nacional en casos de alteración del orden público y afectación a los comicios electorales.

Así, el despliegue de la División de Aviación Asalto Aéreo del Ejército Nacional dentro del Plan Democracia, pondrá al servicio de los colombianos todas sus capacidades aéreas y terrestres para garantizar la tranquilidad y seguridad durante las elecciones.